Lo que un niño pediría:


MAMÁ:

Si estoy llorando acompañame, escuchame, consolame. No me dejes solo. Necesito tu abrazo para calmarme.

Valorame por lo que soy  y no por mi apariencia.  Mostrame que para vos siempre soy bueno y lindo.

Si te cuento algo que para mi es un problema tratá de entender lo que siento y ayudame. Cuando me decis que son “tonterías de chicos" pienso que no te importa lo que me pasa y no me dan ganas de contartelo.

Jugá conmigo, dedicame un ratito de exclusividad. Sé que no tenes mucho tiempo pero siempre hay momentos que podemos compartir.

Si me equivoco no me juzgues ni me castigues! Voy a cometer muchos errores mientras crezca porque es el modo que tengo de aprender.

A veces decis cosas sobre mí que me hacen sentir incómodo. No me ridiculices ni me expongas frente a los demás. Lo que para vos es un chiste para mi puede ser algo íntimo o  doloroso. Necesito confiar en vos.

Si consigo algo que para mi es muy importante me hace bien saber que para vos también lo es. Me siento más seguro cuando valorás mis logros.

Haceme sentir que soy único, que no preciso parecerme a nadie para que me quieras. No me etiquetes ni me compares con otros.

Si te escucho todo el tiempo criticar a los demás o quejarte porque estás disconforme con vos misma voy a pensar que nunca nada alcanza para ser feliz y me voy a volver muy autoexigente.

Necesito que me guíes, que me pongas limites, que me incentives y me ayudes a crecer pero  sin apurarme. Tengo tiempos y ritmos propios. Respetalos, y de a poco voy a ser cada vez más independiente.

Si te enojas conmigo y te descontrolas a mi me pasa lo mismo. Por favor no me insultes ni me pegues nunca! Tu violencia  genera  violencia en mi, y asi sólo aprendería que ese es el modo de relacionarse con los demás.

Sé que me amas, pero necesito que me lo demuestres y me lo digas. Escucharlo me hace sentir bien.

Tus palabras tienen un gran poder: me nombran, me dan identidad, me acarician o me lastiman, me hacen saber quién soy para vos y para el mundo. Por favor, cuidá lo que me decís!”

ALOJAR

---------------------------------------------------------------------------------------
Acompaña a tu hijo siempre. Valida sus sentimientos. Respetalo. Valoralo tal como es: diferentes a vos, diferente  a como esperabas que sea. Aceptalo y amalo sin condiciones.
Abrazalo, besalo, decile cuánto lo querés siempre que te den ganas.
 El amor nunca sobra.
 Lo necesita para crecer saludablemente.
------------------------------------------------------------------------------------

Comentarios

Entradas populares de este blog

La crianza ayer y hoy

la consulta con el pediatra

Padres de hoy